Criando en la era de las inteligencias múltiples

Si bien el concepto de inteligencias múltiples ya tiene bastantes años, son aún pocas las escuelas que las implementan en el aprendizaje. Sabemos que los sistemas educativos no son tan dinámicos como la sociedad. Y los cambios en educación vienen siempre detrás de los que se experimentan socialmente. Hoy: Criando en la era de las inteligencias múltiples.

Sin embargo, nosotros como padres podemos incorporar en la crianza de nuestros hijos esta idea de que no existe una sola inteligencia. Y que ésta no se define con un número estigmatizante proveniente de un IQ test. Sino que hay tantos cerebros como personas existen en el mundo, y que todos tenemos ciertas capacidades más desarrolladas que otras.

El concepto de inteligencias múltiples fue desarrollado por primera vez por Howard Gardner en 1983, en su libro “Inteligencias Mútiples” . Gardner sostiene que no existe un solo tipo de inteligencia, sino que hay en realidad ocho formas diferentes de aprender, que activan diferentes áreas de nuestro cerebro.

Además de la inteligencia lógico-matemática, que es aquella que se testeaba antes en el famoso test de IQ. Y que tiene que ver con las capacidades matemáticas y de razonamiento, existen otras. Como por ejemplo, la kinestésica, que tiene que ver con lo corporal, la coordinación, y el equilibrio.

La inteligencia visual- espacial, que está relacionada con el arte, y lo visual y estético, como el diseño

La inteligencia naturalista, que tiene que ver con todo lo vinculado a la naturaleza y las ciencias naturales

La inteligencia interpersonal, que responde a la forma en que nos relacionamos con los demás

La inteligencia intrapersonal, que está ligada al autoconocimiento y la gestión de las emociones.

La inteligencia lingüístico – verbal, relacionada a nuestra forma de expresarnos y comunicarnos con el entorno.

La inteligencia musical, que tiene que ver con las habilidades en todo lo vinculado al mundo de la música.

Más sobre: Criando en la era de las inteligencias múltiples.

¿Para qué sirve criar a nuestros hijos con este concepto?

Sirve para que incorporen la idea de que no hay personas más o menos inteligentes. Sino que lo que hay es personas con diferentes capacidades y que todas las personas nos destacamos en algunos aspectos, y nos cuestan más otros.

Sirve para no estigmatizar, y ser más empáticos con el entorno, más comprensivos y más solidarios.

Y también sirve, el día de mañana, para que nuestros hijos puedan autoconocerse, detectar cuáles son sus fortalezas, y en base a eso poder elegir una profesión en la que puedan desplegar sus capacidades.

La escritora y pedagoga Nora Rodriguez, en su libro “Neurociencias para padres, sostiene que “los padres son los mejores agentes para ayudar a los hijos a encontrar la pasión. Poniendo a su alcance lo necesario para que puedan adquirir la llave mágica que les permita alcanzar aquello que imaginaran ser (…)”.

Clor. Barbara Korolev

Counselor

Fuente imagen: https://www.ui1.es/

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *