Límites conscientes

Clave para un autocuidado efectivo

Los límites son líneas reales o imaginarias que nos indican hasta donde llegar, donde empiezan los derechos de uno y terminan los de otros. Poner límites es saludable, favorece la autoestima, transmite aquello que está vedado, fomenta el respeto y el autocuidado. Hoy: Límites conscientes.

Los límites son restricciones que no solo deben aplicarse hacia el afuera en los diferentes ámbitos de la vida, sino que también es menester emplearlos en la relación con uno mismo.

¿Te preguntaste alguna vez, cuál es la razón por la que terminas haciendo cosas que no querés o que te apartan de lo que sí querés sin poder decir no?.¿Ponerle límites a otros o a vos mismo se torna una misión casi imposible?.

Desde el coaching esencial, abordamos este tema usando como herramienta el eneagrama. De forma muy sintética, porque no es la idea profundizar en la explicación de la herramienta, sino hablar de lo que nos muestra en cuanto a los límites. El eneagrama contiene 9 formas de personalidad (Eneatipos). Que son manifestaciones de nuestro ego relacionadas con lo que se conoce como nuestra herida del niño interior producida a partir de nuestro nacimiento. 

La herida dejó alguno de estos tres miedos: a ser abandonado o aceptado como soy, a no ser amado, a ser agredido. Y nuestro ego se fue transformando en nuestro mecanismo de defensa ante ese miedo primario y está detrás de muchas de nuestras creencias y conductas aprendidas dándonos consejos.

Hay 3 eneatipos que están muy relacionados con la dificultad para poner límites y son los que nos dicen que para ser amado tenemos que servir, cuidar y agradar a todos. La forma de manifestación es diferente, pero todos ponen al otro por delante, sin medir ni plantearse límites a sí mismos ni a los otros, convencidos de que esa es la forma de ganar amor.

Uno de esos eneatipos, como ejemplo, es el N° 2 llamado “El ayudador” y si estás entre las personas que se identifican con esta forma de andar por la vida, decir no a los otros o ponerte un límite de autocuidado se te hace difícil. Porque inconscientemente la idea de decir no inmediatamente dispara la creencia de que no sos buena persona y por ende no te van a querer y será como echarle sal a tu herida. 

Abordando el tema desde las Constelaciones Familiares, sabemos que ciertamente nuestra espiritualidad, nos invita a poner límites a nosotros mismos. Dado que es esencial para el autocuidado. Al reconocer nuestras necesidades y limitaciones, honramos nuestra propia dignidad y equilibrio. 

Reflexionar sobre nuestras emociones nos permite identificar áreas donde necesitamos ser más compasivos con nosotros.

Practicar el asentimiento implica aceptar nuestras circunstancias y el lugar que ocupamos en nuestra familia. Liberándonos así, de cargas ajenas que nos hace perder de vista nuestro adentro y así permitirnos construir una vida más plena y equilibrada reconectando con la mente, el cuerpo y el alma.

Más sobre: Límites conscientes .

Te compartimos una serie de preguntas y propuestas para encarar este tema:

¿Estoy cuidando de mí mismo?

¿Me siento constantemente agotado física o emocionalmente?

¿Tengo dificultades para decir “no” a las demandas de los demás?

¿Siento que cargo con responsabilidades que no me pertenecen?

¿Me permito tiempo para descansar y recuperarme?

¿Pongo mis necesidades en último lugar con frecuencia?

¿Escucho y respeto mis propios límites y deseos?

¿Me reconocí en alguno de los eneatipos mencionados?

¿Te reconociste en algún eneatipo? No te desesperes, tomá consciencia de que es tu ego el que habla, pero vos podés elegir escucharlo incondicionalmente o frenar y decirte “no necesito hacer esto para que me amen, yo puedo elegir cual es mi límite”.

Además te proponemos

1 Dialogar sobre aquello que no estamos dispuestos a permitir y repetirlo cuando lo consideremos necesario. Nadie tiene por qué saber lo que no expresamos.

2 Estar dispuestos a dar cuenta de las consecuencias que tendrá no cumplir con lo solicitado.

3 Cumplir con las consecuencias mencionadas de lo contrario nuestra palabra carecerá de valor.

4 Si relacionarte con determinada persona o grupo te ocasiona malestar porque hacen caso omiso a tu pedido considera la posibilidad de alejarte.

Recordá: Sos la persona más importante, colocarte en primer lugar nutrirá la relación con vos mismo y con los demás. Límites es el pasaje hacia la libertad. Ponerlos en práctica es una muestra de amor sobre todo hacia vos mismo. Si te amas no permitirás el mal trato, la falta de consideración y la manipulación. 

María Alejandra Gonzalez

Psicóloga y sexóloga clínica /@alejandragonzalezpsicologia

Lic. Alejandra Valdez

Facilitadora de Constelaciones Familiares /@aspe_aprender

Mg. Liliana Ronchi

Magister en Coaching y Cambio Organizacional /@liliana.ronchi

Fuente: https://www.hacerfamilia.com/

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *